Según los compromisos adquiridos en la Agenda Europea de Migración de mayo de 2015, la Comisión Europea planteó redistribuir a 160.000 personas solicitantes de protección internacional, actualmente ubicadas en países como Italia o Grecia, de las cuales el Estado español tendría que acoger más de 17.000 en dos años.

Para gestionar la acogida, el Estado ha habilitado tres entidades: el Accem, la Comissió Espanyola d’Ajuda al Refugiat (CEAR), que a Catalunya actua sota el nom de Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CCAR), y la Creu Roja.

Las personas solicitantes de protección internacional tienen derecho a recibir una ayuda durante un periodo comprendido entre los 6 y, como máximo, los 24 meses, con diferentes intensidades, para cubrir sus necesidades básicas.

En Cataluña, la primera acogida (hasta seis meses) se puede hacer en viviendas alquiladas por las tres entidades en el mercado privado o protegido, o en centros específicos.

En estos espacios –gestionados por las tres entidades designadas o de otras entidades y/o organizaciones humanitarias colaboradoras–, unos equipos multidisciplinares (psicólogos, trabajadores sociales, personal sanitario, personal jurídico, traductores, mediadores…) elaborarán un perfil vital de la familia, persona o grupo, de tal manera que, de común acuerdo y en función de los recursos disponibles, se decida el lugar de estancia en Cataluña.

segunda_fase_es

La Generalitat de Catalunya, en colaboración con los entes locales, presta el servicio de primera acogida, que incluye acciones de formación e información con el objetivo de promover el apoderamiento y la autonomía personal. La formación integral que ofrece este servicio es una herramienta que tiene como objetivo situar a las personas usuarias en igualdad de condiciones que el resto de la sociedad catalana en la búsqueda de trabajo y en el desarrollo de estrategias para mejorar sus competencias profesionales. Las acciones incluidas en el servicio de primera acogida son las siguientes:

  • Alcanzar las competencias básicas en lengua catalana y lengua castellana situadas entre los niveles A1 y A2 del Marco europeo común de referencia de las lenguas.
  • Alcanzar unos conocimientos básicos sobre derechos y deberes laborales para hacer posible la plena efectividad, tanto para el acceso al mundo laboral como para el desarrollo del puesto de trabajo y la carrera profesional.
  • Alcanzar conocimientos básicos y prácticos sobre la sociedad catalana y su marco jurídico.

Servei de primera acollida

icono-refugee_condition-2