El derecho de asilo es la protección dispensada por un Estado a los nacionales no comunitarios o a los apátridas a los cuales se reconozca la condición de refugiado.

La condición de refugiado se reconoce a toda persona que, a causa de temores fundamentados de ser perseguida por motivos de raza/etnia, religión, nacionalidad, opiniones políticas, o pertenencia a un determinado grupo social (como, por ejemplo, de género u orientación sexual), se encuentra fuera del país de su nacionalidad y no puede o, a causa de estos temores, no quiere acogerse a la protección del país mencionado, o al apátrida que no tiene nacionalidad y se encuentra fuera del país donde antes tenía la residencia habitual, que por los mismos motivos no puede o, a causa de estos temores, no quiere volver, y no esté incluido en alguna de las causas de exclusión.

Cuando las personas solicitantes de protección internacional entran en el Estado español, su ubicación y distribución son competencia de la Administración del Estado español. Encontraréis más información aquí:

Prospecto informativo sobre la protección internacional.

En Cataluña hay cuatro entidades que gestionan el asesoramiento jurídico para personas solicitantes de protección internacional:

El marco jurídico normativo de referencia en materia de protección internacional lo encontramos en las normativas básicas siguientes:

Convención de Ginebra de las Naciones Unidas – 1951
Protocolo sobre el Estatuto de los refugiados – Nueva York 1967

interior_religio_img

Reglamento de Dublín

icono_legal

Toda la información necesaria la encontraréis en la sección de Legislación de la

Web de cogida de la Generalitat de Catalunya